La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este martes un proyecto de ley que pospone los recortes automáticos a los proveedores de Medicare hasta fin de año pese a que estaban programados para entrar en vigor hace casi dos semanas. 

El proyecto de ley contó con un gran respaldo bipartidista y fue aprobado con 384 votos a favor y 38 en contra. 

Los recortes automáticos, establecidos en la Ley de Control Presupuestario de 2011, indican que debe haber una disminución anual del 2% en los pagos a proveedores de Medicare a fin de reducir la deuda. Pero el Congreso nunca ha permitido la implementación de esta medida, votando regularmente para revocarla desde entonces.

El pasado mes de marzo, el Congreso aplazó la entrada en vigor de los recortes hasta el 1 de abril a fin de contrarrestar parte de los costos del paquete de alivio económico de 1.9 billones de dólares que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden impulsó.

La Cámara de Representantes no retomó el asunto hasta este martes porque tenía programado un receso y estaba consciente de que la administración del presidente Joe Biden podía tomar acciones para demorar los recortes.

Los datos publicados a inicios de abril por los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid muestran que más de 528 mil personas decidieron inscribirse a los planes de seguro médico patrocinados por el gobierno entre el 15 de febrero y el 31 de marzo. Pero esas cifras están incompletas porque únicamente cubren a 36 estados del país, por lo que aumentarán cuando tomen en cuenta a otros como California y Nueva York.

Algunos legisladores demócratas, como la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el senador Bernie Sanders, han presionado a Biden para que amplíe los criterios para que más personas sean elegibles para el Medicare