RALEIGH: En respuesta a la tormenta tropical Fred, el gobernador Roy Cooper emitió un estado de emergencia hoy para activar el plan de operaciones de emergencia del estado y renunciar a las reglas de transporte para ayudar a los socorristas y la industria agrícola.

“Este estado de emergencia permitirá a nuestros socorristas ingresar rápidamente a nuestras comunidades afectadas para salvar vidas, restaurar la energía, remover escombros y traer suministros”, dijo el gobernador Cooper. «Carolina del Norte es fuerte y resistente, y estamos comprometidos a ayudar a las personas y las empresas a recuperarse lo más rápido posible».

La Orden Ejecutiva 227 exime los requisitos de tamaño y peso para los vehículos que transportan suministros o servicios de socorro de emergencia para ayudar con la restauración de los servicios públicos, la remoción de escombros y los esfuerzos de socorro de emergencia. 

La Orden también ayuda a los habitantes de Carolina del Norte a cosechar y transportar sus cultivos más rápidamente, suspendiendo temporalmente el pesaje de los vehículos utilizados para transportar ganado, aves de corral o cultivos listos para ser cosechados. El Consejo de Estado coincidió hoy con la Orden.

Casi un pie de lluvia ha caído en los últimos tres días en algunas áreas del oeste de Carolina del Norte, debido a los remanentes de la tormenta tropical Fred y las lluvias que la precedieron, y se están produciendo inundaciones récord. 

El condado de Haywood parece ser el más afectado, donde se están produciendo inundaciones históricas a lo largo del río Pigeon. Más de 98 personas ya han sido rescatadas de las inundaciones en los condados occidentales. 

Los funcionarios locales en el condado de Haywood estiman que aproximadamente 30 personas están desaparecidas actualmente, y los sistemas de agua en Canton y Clyde se han visto afectados y las advertencias para hervir el agua están vigentes.

La Administración de Emergencias de Carolina del Norte ha desplegado equipos rápidos de rescate acuático desde todo el estado hasta el oeste de Carolina del Norte, y los equipos de helicópteros de la Guardia Nacional y la Patrulla de Carreteras están realizando búsquedas. Más de 250 socorristas de todo el estado están involucrados en los esfuerzos de búsqueda y rescate.

Los condados de Haywood, Jackson, McDowell, Madison, Mitchell, Rutherford, Transylvania y Yancey han declarado estados locales de emergencia. Las empresas de servicios públicos están trabajando para restaurar la energía después de que los cortes alcanzaron un máximo de 50.000 clientes el martes por la noche. Actualmente se han informado aproximadamente 11,600 cortes.