Uncategorized

Catalogan como “accidente” la muerte del niño arrastrado por un caimán en un resort de Disney

By  | 

Dos meses después del incidente, un informe oficial entregó detalles sobre cómo ocurrió el ataque que puso fin a la vida del niño de dos años Lane Graves en una laguna del Grand Floridian Resort & Spa.

La noche del 14 de junio de 2016, Matt y Melissa Graves salieron con sus hijos a ver una película en el Grand Floridian Resort & Spa de Disney, donde estaban alojados. Al llegar a una laguna del hotel, los niños comenzaron a hacer castillos de arena. Eran cerca de las 8:30 de la noche cuando uno de ellos, Lane se inclinó para echar agua en su cubeta.

Luego su padre escuchó un chapoteo en el agua, y cuando miró hacia su hijo –un pequeño de 37 pulgadas de alto y 30 libras de peso al que el agua le llegaba a los tobillos– vio que algo “mordió su cabeza”.

“Vi que salió para agarrarlo (a su hijo). “Lo tomó y arrastró hacia el agua”, dijo el hombre a un investigador del condado Orange, de acuerdo a un informe de la Florida Fish and Wildlife Conservation Commission revelado este lunes.

El hombre saltó hacia la laguna e intentó abrir la boca del caimán de unos cinco o seis pies de largo, pero no lo logró, agregó el reporte con los detalles de lo ocurrido en el resort. A continuación, los detalles del informe.

1. El caimán agarró al pequeño por el cuello y cabeza:

Cuando Graves se inclinó para echar agua en su cubeta, el animal lo agarró por el cuello y la cabeza. Uno de sus dientes perforó el tope de su cráneo y otro el centro de su cuello. Luego, el caimán lo arrastró hacia la parte profunda de la laguna.

El pequeño se encontraba en la laguna cerca del atardecer, cuando los caimanes registran mayor actividad durante los meses más cálidos del año.

“Determinamos que el comportamiento del animal en el momento del ataque indica su naturaleza depredadora. No hay nada que sugiera que hubo una provocación por parte de la víctima o una acción defensiva del animal, como una mordida rápida”, detalló el informe.

2. Causa de la muerte: “ahogamiento y trauma cráneo-cervical”:

Además de las perforaciones en el cuello y cráneo, el niño tenía heridas en su rostro, incluyendo laceraciones y contusiones. “Estas heridas son consistentes con la mordida de un caimán”, precisó el reporte.

La causa oficial del fallecimiento fue “ahogamiento y trauma cráneo-cervical” y fue catalogada como un “accidente”.

“Los caimanes cazan y matan a sus presas a lo largo de la orilla y los arrastran hacia el agua. El pequeño tamaño y posición de la víctima (que estaba inclinada) en el momento del ataque lo habría hecho parecer una de las fuentes de alimentos comunes”, para los caimanes, de acuerdo a la investigación.

3. No hay “certeza absoluta” de que haya sido capturado el caimán que atacó al niño:

Las autoridades concluyeron que el caimán que atacó a Lane Graves medía aproximadamente de 7 a 8 pies de largo, de acuerdo a los testimonios recopilados durante la investigación. Un caimán de ese tamaño es capaz de atrapar a una víctima del tamaño del niño Graves y en la manera descrita por los testigos, precisó el reporte.

Los equipos dedicados a capturar caimanes de la Florida Fish and Wildlife Conservation Commission atraparon seis caimanes de tamaño similar al precisado por los testigos. Dos de ellos (hembras) fueron capturados cerca del lugar del incidente. Tenían el estómago vacío, lo que junto a las altas temperaturas veraniegas habría elevado su búsqueda de alimentos, dijo el informe.

Usualmente, son caimanes machos de más de 9 pies los que muerden a los humanos. Sin embargo, dado el tamaño del niño, este habría sido confundido con un armadillo o mapache.

Las autoridades buscaron por 24 horas, pero no encontraron otros caimanes que hayan podido matar al pequeño.

“Si bien no podemos decir con absoluta certeza que el animal fue atrapado, confiamos en que la evidencia recopilada muestra que es sumamente probable que una de las dos caimanes hembras capturados cerca del lugar del ataque era el animal (que causó el fallecimiento)”, afirmó el reporte.

4. Varios huéspedes habían visto un caimán en los alrededores:

Jason Ochs, un turista alojado en el resort, aseguró haber visto un caimán desde su balcón cerca de las 7:30 de la noche, cerca de una hora antes del ataque. El animal, según el reporte oficial, nadaba desde una isla en la parte sureste del hotel hacia el área de la playa.

Otro turista identificado como Alfred Smith en el informe también avistó un caimán desde el balcón de su habitación. Smith tomó una foto del animal a las 7:41 de la noche y notificó a un empleado del lugar. “Justo antes del ataque, vio a los niños en el agua y estaba saliendo por la puerta para avisarles cuando escuchó a la madre gritar”, precisó el reporte.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.