EFE. – La mayoría demócrata en el Senado de Estados Unidos bloqueó este miércoles un intento de los republicanos, que presentaron una serie de proyectos para que la administración del presidente Joe Biden cambie el camino a seguir respecto al manejo de los migrantes que están arribando a la frontera.

Al menos cinco iniciativas relacionadas con la situación en la frontera con México fueron presentadas hoy al Senado por un grupo de legisladores republicanos, entre los que se incluyen a Ted Cruz, Mike Lee, John Barrasso y Jim Inhofe.

A pesar del bloqueo logrado por los demócratas, la presentación de estos proyectos sirvió a los republicanos para continuar con críticas contra el gobierno de Biden y subrayar que existe una “crisis” en la frontera.

“Esto es una crisis. Es parte de una agenda de amnistía que comenzó el día en que el presidente Biden asumió el cargo. Encendió la luz verde y dijo ‘vengan a Estados Unidos’ ”, declaró el senador Barrasso, presidente de la Conferencia Republicana del Senado, en una conferencia de prensa transmitida por el servicio C-SPAN.

“Los demócratas parecen no entender el concepto de los incentivos”, declaró Cruz, que comparó las cifras de arribo de niños no acompañados a Estados Unidos antes y después de la aprobación del programa Acción Diferida para los Llegados a la Infancia (DACA) en 2012 por parte del presidente Obama (2009-2017).

“El hecho predecible es que si les dices a las personas que tienen una amnistía si llegan a este país de forma ilegal como niños, más niños van a venir de manera ilegal a este país”, añadió Cruz.

Entre las medidas rechazadas este día está la propuesta de la senadora Marsha Blackburn que requeriría que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) aplique pruebas de ADN a todos los migrantes que viajen con menores detenidos en la frontera de Estados Unidos con México.

La legislación haría que los funcionarios utilicen las pruebas de ADN para determinar si los niños viajan con los adultos que en realidad son los integrantes de la familia como a menudo afirman.

“Los cárteles de la droga y las pandillas están utilizando a los niños para presentarse falsamente como unidades familiares y buscar asilo en nuestra frontera sur. Estos menores no acompañados son especialmente vulnerables al tráfico y, a menudo, se ven obligados a realizar actos sexuales”, dijo Blackburn a Fox News.