La administración del presidente Joe Biden no confía en que Johnson & Johnson logrará entregar las 20 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus que prometió que estarían disponibles para fines de marzo, informó Politico el lunes. 

El mes pasado, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) aprobó el uso de emergencia de la vacuna de Johnson & Johnson contra el coronavirus. Desde entonces, la farmacéutica ha tenido problemas para acelerar la producción y no ha cumplido con los plazos de fabricación establecidos en el contrato con el gobierno estadounidense.

Un portavoz de la empresa le dijo a Politico que la farmacéutica espera entregar las 20 millones de vacunas de una inyección para fines de mes. Pero tres personas familiarizadas con el asunto, incluidos dos altos funcionarios de la administración de Biden, indicaron que los problemas de producción y algunas complicaciones regulatorias podrían retrasar el envío de dosis hasta mediados de abril. 

La posibilidad de que las inyecciones no lleguen en el plazo establecido, indicó el medio, ha generado frustración dentro del gobierno federal, que busca cumplir con la orden de Biden de hacer que todos los adultos en Estados Unidos estén entre quienes pueden recibir una vacuna para el mes de mayo. La administración del demócrata originalmente había apostado por la vacuna de Johnson & Johnson para acelerar los esfuerzos para inocular a más de 300 millones de estadounidenses. 

De acuerdo con datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el gobierno de Estados Unidos ha distribuído 4.3 millones de vacunas de Johnson & Johnson a los estados del país. 

Andy Slavitt, el asesor principal del equipo de la Casa Blanca para hacer frente al coronavirus, dijo el lunes que habrá “un buen aumento” en la cantidad de vacunas de una dosis, pero advirtió que no quería “comprometerse con lo que ocurrirá durante la próxima semana.