Uncategorized

Fallece la actriz Debbie Reynolds, madre de Carrie Fisher

By  | 
La actriz, conocida por musicales como ‘Cantando bajo la lluvia’ (1952), falleció esta madrugada en Los Ángeles a los 84 años




Giro trágico para cerrar 2016. Un día después de la muerte de Carrie Fisher , la princesa Leia de Star Wars , su madre y la también actriz Debbie Reynolds, conocida por musicales como Cantando bajo la lluvia (1952), falleció esta madrugada en Los Ángeles a los 84 años. Carrie Fisher falleció con 60 años el martes tras sufrir un ataque al corazón días antes.

Reynolds fue hospitalizada de emergencia tras sufrir un derrame cerebral en la casa en Beverly Hills de su hijo Todd Fisher, quien confirmó la noticia de su fallecimiento horas después. “Quería estar con Carrie”, dijo Fisher a Variety. Reynolds sobresalió en los años 50 y 60 como intérprete, sobre todo de películas musicales, y fue también muy conocida por su turbulenta vida personal.

Fuentes citadas por TMZ afirman que Reynolds, conocida por sus papeles en Cantando bajo la lluvia (1952) o In and Out (1997), se había sentido agitada desde que Carrie Fisher sufriera el pasado viernes un ataque al corazón en el aterrizaje de un vuelo de Londres a Los Ángeles, un incidente que finalmente acabaría provocando su muerte.

Tras conocerse la noticia, Debbie Reynolds publicó el martes un mensaje en su cuenta de Facebook en el que dio las gracias a todos los que acogieron “el talento” y “el don” de su “querida e increíble hija”.

Nacida como Mary Frances Reynolds el 1 de abril de 1932 en El Paso (EE.UU.), la posteriormente artista conocida como Debbie Reynolds llamó la atención de los cazatalentos al ganar como adolescente un concurso de belleza en la ciudad californiana de Burbank.

Rubia, de ojos azules y rostro dulce y muy expresivo, Reynolds se estrenó en el cine de la mano del estudio Warner Bros. con la cinta The Daughter of Rosie O’Grady (1950), aunque fue su futura asociación con Metro-Goldwyn Mayer (MGM) la que le haría un hueco en el estrellato de Hollywood.

Ese mismo año participó en el musical Tres palabritas, que protagonizó Fred Astaire, pero su suerte cambiaría por completo cuando dos años después Stanley Donen y Gene Kelly la ficharon como actriz principal de uno de los musicales más famosos de la historia, Cantando bajo la lluvia.

Junto al propio Kelly y Donald O’Connor, Reynolds compuso el triángulo protagonista de una vitalista película sobre los inicios del cine sonoro y cuyos deslumbrantes números de baile, como Singin’ in the Rain, Make ‘Em Laugh” o Good Morning, pasarían de inmediato a formar parte del canon del género.

Reynolds aprovechó el viento favorable en aquellos años y dejó su huella en otras cintas como El solterón y el amor (1955), junto a Frank Sinatra; Banquete de bodas (1956); el wéstern La conquista del Oeste (1962); o La insumergible Molly Brown (1964), por la cual fue nominada al Óscar a la mejor actriz.

En los años siguientes trabajó en musicales de Broadway como Irene (1973), en el que debutó su hija Carrie Fisher, y en Las Vegas, donde llegaría a poseer un casino en un negocio que no le fue nada bien. Sin embargo, nunca dejaría de tener un pie en Hollywood, como demuestran sus créditos en las películas Las manías de mamá (1996), In & Out (1997) o Detrás del candelabro (2013), su último papel.

Ganadora del Premio Humanitario Jean Hersholt de la Academia de Hollywood, la artista también destacó a lo largo de su vida por su labor como coleccionista de objetos relacionados con el séptimo arte. A lo largo de los años subastó algunos de sus objetos más preciados como el famoso vestido con el que Marilyn Monroe engatusó a medio mundo en “La tentación vive arriba” (1955), otro vestido usado por Judy Garland en El mago de Oz (1939) y uno de los característicos bombines de Charles Chaplin.

1 Comment

  1. qvc today special Blog

    mayo 29, 2017 at 6:23 am

    Apple now has Rhapsody as an app, which is a great start, but it is currently hampered by the inability to store locally on your iPod, and has a dismal 64kbps bit rate. If this changes, then it will somewhat negate this advantage for the Zune, but the 10 songs per month will still be a big plus in Zune Pass’ favor.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.