La hipertensión arterial es un factor de riesgo para la salud. Sin embargo, los afectados tienen algunas armas en sus manos para contrarrestarla. El ejercicio es una posibilidad, pero no la única.

Las personas que se mantienen activas y hacen ejercicio físico al menos 30 minutos cinco veces a la semana pueden reducir su presión arterial de forma efectiva. En algunos casos, un cambio en el estilo de vida hace posible que ni siquiera haya necesidad de tomar medicamentos.

De acuerdo con la Fundación Alemana del Corazón, lo más efectivo es practicar regularmente deportes de resistencia como ciclismo, hacer caminatas enérgicas o correr.

Además, el deporte también tiene efectos positivos indirectos sobre la presión arterial, ya que fortalece el sistema inmunológico y evita el sobrepeso. 

Por otro lado, las personas afectadas deben reducir el consumo de sal y tomar alcohol en cantidades reducidas. Las mujeres no deberían beber más de un pequeño vaso de cerveza (0,25 litros) o vino (0,1 litros) al día, los hombres dos vasos como máximo. 

El estrés y dormir mal también tienen un efecto negativo, al igual que fumar.

Los médicos hablan de hipertensión cuando se miden valores por encima de 140/90. 

La presión alta es considerada uno de los mayores factores de riesgo de accidente cerebrovascular e infarto de miocardio. También aumenta el riesgo de tener un transcurso grave de una infección con coronavirus.

dpa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.