Uncategorized

La Cámara Baja votará una resolución contraria al plan migratorio de Obama

By  | 
Washington, 15 mar (EFE).- El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, adelantó hoy que llevará este jueves a la Cámara Baja la votación sobre una resolución contraria al plan migratorio del presidente Barack Obama.




La resolución se refiere a la entrega de un documento al Tribunal Supremo, encargado de dictar sentencia sobre las medidas de Obama.

En una rueda de prensa, Ryan anunció hoy que finalmente será este jueves el día en que la Cámara vote sobre si debe personarse en la causa con un documento de «amicus curiae» (amigo de la corte), una figura legal por la que un tercero ajeno al litigio expresa voluntariamente su apoyo a una de las partes.

«Estamos defendiendo a la gente, no solo contra un exceso del Ejecutivo. Estamos defendiendo a la gente de este país contra un sector creciente de burócratas no elegidos que están ejecutando nuestras leyes», dijo el líder de la mayoría republicana en la Cámara Baja.

Según alegó Ryan al explicar esta postura, colocar al Legislativo enfrente del Ejecutivo en la máxima instancia judicial del país servirá para demostrar que, según la Constitución, «el presidente no puede escribir las leyes» y solo el Congreso tiene capacidad para legislar.

«El Legislativo debe ser quien escriba las leyes, no el Ejecutivo», insistió hoy de nuevo.

Los republicanos consideran que Obama se ha excedido en su poder al proclamar por decreto su plan migratorio, que consiste en la ampliación de un programa ejecutivo de 2012 conocido como Acción Diferida (DACA) y cuyo objetivo es evitar la deportación de jóvenes indocumentados que llegaron de niños a EEUU.

La otra parte del plan, anunciado en noviembre de 2014, es el programa de Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA), que busca evitar la deportación de los padres indocumentados de ciudadanos estadounidenses o hijos con residencia permanente.

El plan de Obama fue bloqueado a raíz de una demanda presentada por 26 estados, en su mayoría gobernados por republicanos, liderados por Texas y que argumentan que la medida excede la autoridad que la Constitución otorga al presidente.

Los jueces del Supremo celebrarán una audiencia sobre el caso en abril y dictarán sentencia en junio, en plena campaña para las elecciones presidenciales de noviembre.

Obama se comprometió por primera vez en 2008, durante su primera campaña electoral, a cambiar el «roto» sistema migratorio y decidió actuar unilateralmente en 2014 ante la imposibilidad de sacar adelante en el Congreso una reforma al respecto.

Si el Supremo falla a favor del Gobierno, el mandatario tendrá apenas medio año para tratar de poner en marcha sus medidas migratorias, ya que su mandato concluirá en enero de 2017

1 Comment