Noticias

Las claves de las participaciones de México en las vacunas contra la COVID-19

By  | 

México, 13 ago (EFE).- El acuerdo entre los Gobiernos de México y Argentina con AstraZeneca, la Universidad de Oxford y la Fundación Carlos Slim para producir una vacuna contra el coronavirus se suma a las diferentes iniciativas en las que se ha involucrado el país en la lucha contra esta enfermedad.
Estas son algunas claves para entender la participación de México en la búsqueda de la vacuna contra la COVID-19.

  1. MÉXICO, UN PAÍS MUY AFECTADO POR EL CORONAVIRUS
    México ha sido uno de los países más afectados por la pandemia, pues hasta ahora suma 498.380 casos acumulados y 54.666 muertes, siendo el tercero en el mundo con más fallecidos por coronavirus. Y es por ello que su Gobierno, del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), ha buscado la manera de estar presente en el desarrollo de una vacuna que ayude a frenar la pandemia.
  2. IMPULSA INICIATIVA DE ACCESO EN LA ONU
    El interés por tener acceso a una posible vacuna llevó a que en abril pasado México impulsara en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) una propuesta para garantizar el acceso a medicamentos, vacunas y equipo médico para hacer frente a la COVID-19.
    Dicha propuesta fue copatrocinada por más de 160 países y partió de la premisa de que los países más pobres son los más afectados, además de subrayar que el acceso equitativo a los productos sanitarios es una prioridad mundial.
    Incluso, el país aportó un millón de euros para contribuir en la investigación de esta vacuna.
  3. PARTICIPACIÓN EN PROTOCOLOS
    Desde que apareció el primer caso de coronavirus en México, el 28 de febrero pasado, las autoridades de salud se esforzaron por incluir al país en diversos protocolos de investigación con el fin de ser uno de los que tuvieran acceso a una eventual vacuna.
    En mayo, el Gobierno de México anunció su participación en un bloque para promover la creación de una vacuna contra la COVID-19.
    «Estamos investigando con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y otras instituciones para participar en tres protocolos en curso, que van a entrar en la fase 1», refirió entonces el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.
    En julio, el canciller informó que México participa en la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI), la Alianza Global de las Vacunas e Inmunización (Gavi) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).
    El país sumó cuatro proyectos para encontrar la vacuna contra la COVID-19.
    «Uno es de la UNAM, del Instituto de Biotecnología, otro de Avimex-IMSS-UNAM; otro de ITESM y Universidad de Baja California, y otro de la Universidad Autónoma de Querétaro-Instituto Politécnico Nacional», refirió Ebrard.
  4. FASE 3
    A finales de julio pasado, el canciller anunció que México se incorporaría al primer protocolo fase 3 para la vacuna de Sanofi, por lo cual se harán pruebas en el país.
    Mientras que a principios de agosto se acordó con la compañía estadounidense Janssen Pharmaceuticals y las chinas Cansino Biologics y Walvax Biotechnology, que México participaría en la fase 3 del ensayo clínico de una vacuna, para así garantizar su acceso.
    En la primera fase se expone a un grupo reducido de personas sanas al virus y se les pone la vacuna. En la segunda, se explora la eficacia sobre si genera anticuerpos o protege contra la infección con menos de 1.000 personas, y en la fase tres ya se experimenta en decenas de miles de personas.
    Con esto, México estará participando en cuatro pruebas de la vacuna entre septiembre de este año y enero.
  5. ALIANZA CON ASTRAZENECA y ARGENTINA
    A esta participación hay que añadir el acuerdo anunciado en las últimas horas entre los Gobiernos de México y Argentina con AstraZeneca, la Universidad de Oxford y la Fundación Carlos Slim.
    Según se informó este jueves, la industria mexicana podría iniciar la producción de la vacuna de COVID-19 en el primer trimestre de 2021.
    La sustancia activa se desarrollará en Argentina para después enviarse a México, donde concluirá su manufactura y posterior distribución a Latinoamérica.
  6. COLABORACIÓN INTERNACIONAL
    El Gobierno de México también ha buscado la cooperación internacional para el acceso a las vacunas y tratamientos contra el coronavirus en América Latina y el Caribe, a través de las alianzas que ha gestionado con países europeos como el Reino Unido.
    Además, en julio pasado el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, anunció un préstamo a México y Latinoamérica de 1.000 millones de dólares para apoyar el acceso de la región a la vacuna.
    Mientras que este jueves, Marcelo Ebrard dijo que están en comunicación con el Gobierno ruso, que en días pasados anunció el registro de una vacuna contra la COVID-19.
  7. MÉXICO, CON RESERVAS PARA LA VACUNA
    Si bien las autoridades mexicanas buscan contar con un acceso preferencial a la vacuna, el lunes pasado el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, manifestó que el país cuenta con una reserva especial de hasta 100.000 millones de pesos (unos 4.487 millones de dólares) para comprar las dosis necesarias.