Uncategorized

Más lluvias y nevadas vienen en camino a regiones ya golpeadas por río atmosférico en California

By  | 
El temporal de invierno que dejó un saldo de al menos cuatro muertos, múltiples inundaciones y otros daños en el norte de California y en otros estados del oeste del país solo dio un breve respiro el lunes.




Tras el breve respiro que dio este lunes el temporal de invierno que dejó un saldo de al menos cuatro muertos, múltiples inundaciones y otros daños en el norte de California y en otros estados del oeste del país, los meteorólogos advierten que más nevadas y lluvias vienen en camino.

El enorme sistema de tormentas que se extendió desde California hasta Nevada causó que el lunes se desbordaran ríos, se inundaran viñedos y que los residentes evacuaran laderas quemadas por incendios que podrían ceder a deslaves.

El caudal del río Ruso, en el norte de California, creció a su nivel más alto desde el año 2006, de 35 pies, y escuelas y caminos cerraron en toda la región vitícola del condado de Sonoma, donde miles de personas se quedaron sin electricidad. Por la tarde, aproximadamente 500 casas estaban inundadas.

Propenso a crecidas, dicho río causó particular preocupación porque su desbordamiento este año amenazó con tumbar árboles debilitados por seis años de sequía continua.

En la Sierra Nevada, en California, la posibilidad de avalanchas hizo que se mantuvieran cerradas las áreas de esquí por segundo día.

En Nevada, los socorristas evacuaron voluntariamente a 1,300 personas de 400 casas en un vecindario de Reno.

Las intensas precipitaciones han anegado carreteras, calles, campos de cultivo y han llevado hasta el límite de su capacidad a más de quince ríos, si bien sus caudales aún están bastante contenidos en su cauce a su paso por en los principales núcleos de población. En localidades pequeñas, como en Petaluma, en el condado de Sonoma, el río Petaluma alcanzó algunas casas y varios vecinos tuvieron que desalojar las viviendas.

El lunes, las evacuaciones han sido en su mayor parte de carácter voluntario y han afectado a más de un millar de personas entre los dos estados, aunque por el momento el impacto de las lluvias ha sido menor que en 2005, cuando entre finales de diciembre y principios de enero más de una docena de personas falleció. Aquel año se produjo el gran deslave en La Conchita que causó 10 muertos.

La situación de alerta, no obstante, continuaba ya que se espera que algunos ríos no alcancen su nivel máximo previsto hasta ya avanzada la jornada del lunes o incluso el martes, cuando se espera la entrada de un nuevo fenómeno lluvioso acompañado de aire frío que dejará importantes nevadas en el norte de California.

El nuevo frente tormentoso complicará los trabajos de limpieza de las carreteras, en especial en las zonas altas. Un deslave ocurrido el domingo por la noche en la autopista 80 a su paso por Truckee forzó el cierre de la vía durante la noche. Caltrans confirmó su reapertura a las 11 de la mañana del lunes.

Siete escuelas en el condado de Sonoma cerraron el lunes debido a las inundaciones y la proximidad con el río Russian, uno de los que se observan con especial atención debido a su situación de desbordamiento.

Ese condado fue uno de los que más sufrió las lluvias de 2005, en especial en la zona de Guerneville y Monte Rio.

Durante el fin de semana perdieron la vida tres personas en accidentes que se han relacionado con las malas condiciones meteorológicas. Dos accidentes de tráfico, entre ellos un auto que cayó a una zona anegada, y la muerte de una mujer a la que le cayó un árbol encima en un campo de golf en San Ramón, en el norte de California.

Este lunes, las autoridades decretaron el cierre del parque nacional Yosemite por el riesgo de desbordamiento del río Merced, mientras que en el parque estatal Calaveras se confirmó la caída de un popular árbol túnel, una secuoya gigante.

En Nevada, la Guardia Nacional fue desplegada para ayudar en la que se prevé una complicada jornada de lunes. Las localidades de Reno y Sparks presentan áreas inundadas y carreteras cortadas. El gobernador del estado, Brian Sandoval, urgió a los empleados públicos de la región a que se queden en casa el lunes para evitar riesgos innecesarios.

2 Comments