Estados Unidos

Médicos alertan de la publicidad agresiva de los nuevos productos del tabaco

By  | 

Médicos y otros profesionales sanitarios expertos en la prevención del tabaquismo han alertado este miércoles de la agresividad de la publicidad de los nuevos productos del tabaco y de que la industria «distorsiona» la evidencia científica con el uso «sesgado» del término «reducción de daños».

Lo han hecho en un manifiesto que han presentado el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) y el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) y que cuenta con el aval de 167 profesionales entre sociedades científicas, profesores de universidad, jefes de servicio de distintos hospitales, de atención primaria y de salud pública, entre otros.

El «Manifiesto sobre los nuevos productos del tabaco» subraya que en los últimos años la industria tabaquera ha ampliado y «reorientado» su negocio con la promoción de tabaco calentado y los cigarrillos electrónicos.

Productos, aseguran los profesionales sanitarios, que la industria tabaquera «está promocionando agresivamente» entre los jóvenes para «compensar su cuenta de resultados» tras la caída de ventas de cigarrillo y con estrategias de marketing en redes sociales y eventos «multitudinarios», contratando a ‘influencers’.

Asimismo, sostienen en el documento que la industria de estos nuevos productos «distorsiona» la evidencia científica a través de la utilización «sesgada y unilateral» del término de «reducción de daños», un concepto «originario» de la salud pública.

En este sentido, abundan en que presentan estos productos como «estrategia individual» para reducir el daño, «incluso» para dejar de fumar, «sin una gran evidencia científica o empírica de ello y sin tener en cuenta las implicaciones para la salud de la población general que esto conlleva».

Así, los sanitarios opinan que la industria ofrece estos nuevos productos como la «solución a un problema que ellos mismo han creado y siguen manteniendo» y añaden que oculta que entre el 60 % y 90 % de los usuarios sigue consumiendo de forma dual los cigarrillos, con lo que la adicción y el riesgo real «no se reduce ni sustancial ni significativamente».

Por ello, recalcan que la industria tabaquera «sigue siendo parte del problema de la epidemia del tabaco, de la adicción nicotínica» y añaden que «no hay viso alguno de que sean parte de la solución del mismo».

Los firmantes del manifiesto insisten en que la solución al problema del tabaquismo en España pasa por el incremento de la fiscalidad del tabaco, por el empaquetado neutro, así como por la prohibición «absoluta» de mostrar el producto en el punto de venta y su publicidad en esos establecimientos.

Defienden, además, más espacios sin humo ni vapeo y el incremento de la ayuda sanitaria efectiva a los fumadores.

En el documento se recuerda que el consumo de tabaco ocasiona cada año 69.000 muertes prematuras en España, así como miles de enfermedades crónicas.

Durante la presentación, los expertos han recordado que la pandemia ha demostrado que las personas fumadoras sufren síntomas más graves provocados por el coronavirus que los no fumadores, así como mayor ingreso en UCI.

También que la distancia de transmisión de partículas virales es superior al metro y medio, que es la medida adoptada como distancia de seguridad.