Salud

No es un resfrío: Qué hacer cuando se infectan los senos paranasales

By  | 

Por Elena Zelle (dpa)

¡Si tan sólo pudiese sonarme la nariz! La sinusitis muchas veces hace que la nariz se tape por completo y no haya modo de limpiarla. foto: Christin Klose/dpa-tmn

A uno respirar le parece lo más natural del mundo, hasta que la nariz se tapa. Es algo muy molesto que nos puede pasar más de una vez en el invierno. Pero no todos los resfríos son iguales. Puede suceder que en lugar de estarnos sonando la nariz permanentemente, la mucosidad no salga, quede dentro de la nariz y los senos paranasales se
infecten. A veces uno siente dolor de cabeza y tiene fiebre. El diagnóstico: sinusitis. ¿Qué se puede hacer?

En muchos casos la mejor ayuda es armarse de paciencia y tomar antibióticos, pero ¿qué pasa si eso no sirve?

Los médicos diferencian entre dos tipos de sinusitis: una aguda y otra crónica. La crónica puede producir síntomas durante más de doce semanas, mientras que la aguda, que se da con mucha mayor frecuencia, dura a lo sumo doce semanas.

El tratamiento puede consistir en la aplicación de esprays para la nariz, si bien no se recomienda utilizarlos más de siete días porque pueden producir un efecto de acostumbramiento y podrían llegar a dañar la mucosidad a largo plazo.

Una herramienta casera que siempre ayuda es beber mucho líquido, es decir, entre dos y tres litros por día, para darle más fluidez a los mocos. El calor también hace bien, al igual que las “duchas nasales”.

Si todo esto no ayuda, puede que exista algún tipo de problema anatómico que genere la infección constante. Tal vez el tabique nasal esté corrido o tal vez se haya gestado un pólipo que impida que la mucosidad fluya y salga de la nariz. En estos casos, la solución podría ser una operación.

Pero antes de entregarse al quirófano es bueno que los pacientes se asesoren bien, porque los pólipos a veces también pueden ser tratados con medicamentos más fuertes.

Los esprays pueden servir para destapar la nariz, pero no debería utilizarlos durante más de siete días. foto: Mascha Brichta/dpa-tmn

Si el médico descarta esta vía, lo que se hace es extirpar el pólipo o rectificar el tabique. La operación puede llevar entre 30 minutos y cuatro horas y se hace con anestesia total. Por lo general el paciente debe permanecer luego unos cuatro o cinco días en el hospital, y se le coloca algo en la nariz para que no se produzcan sangrados.

Pasado el tiempo, el médico le retirará posibles cascaritas para que no se formen cicatrices, le retirará las secreciones y le recetará cierta medicación.

Lo importante es tener un buen diagnóstico y luego saberse en buenas manos. El resto debería marchar bien.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.