Sofía Vergara sumó una nueva victoria legal ante su exprometido Nick Loeb por el control de los embriones que crearon y congelaron juntos antes de su separación en 2014.

“Es triste que Sofía, una católica devota, creara intencionalmente bebés para simplemente matarlos”, dijo este miércoles Loeb en un comunicado publicado por la revista People.

Inicialmente el equipo legal de Loeb presentó la demanda en California y luego pidió el traslado de los embriones al estado de Louisiana, ya que la ley allí le confiere personalidad a los embriones y prohíbe su propiedad o destrucción. Pero el proceso fracasó.

De acuerdo con Daily Mail, en el fallo de la Corte de Apelaciones se dictaminó que la demanda de Loeb era declarada como desestimada porque “se burlaba del sistema legal de Luisiana”, ya que se logró confirmar que el empresario no tenía su residencia en ese estado.

Historia de una batalla de expareja

En 2013 Sofía Vergara y Nick Loeb decidieron congelar sus embriones; sin embargo, un año después terminaron la relación y el empresario demandó a la colombiana por la custodia del producto in vitro.

El objetivo de Loeb era implantarlos en el útero de otra mujer para poder cumplir su deseo de convertirse en padre; pero la actriz expresó su deseo de destruirlos.

En 2015, Loeb escribió un artículo en The New York Times argumentando que si una mujer tiene el derecho de llevar un embarazo a término, entonces el hombre debería tener el mismo derecho en lo que refiere a los embriones de fecundación in vitro.

Vergara respondió en el programa Good Morning America que no tenía más qué decir ni la gente debía opinar sobre el caso, ya que existían “papeles firmados” entre su expareja y ella.

Los embriones siguen congelados pese a la urgencia del empresario estadounidense por usarlos, mientras la artista sigue en su idea de destruirlos.