EFE.- Un tiroteo ocurrido la madrugada de este domingo en el suroeste del condado Miami-Dade, en el sur de Florida, Estados Unidos, dejó tres muertos y al menos seis heridos, informaron las autoridades locales.

Los autores de los disparos, no identificados aún por las autoridades, se acercaron en un par de vehículos al estacionamiento de una zona comercial y empezaron a disparar a quienes salían de un local en el que se desarrollaba una fiesta de graduación. 

El director de la Policía de Miami-Dade, Freddy Ramírez, informó que una de las víctimas mortales es una mujer que era oficial de correccionales en Florida y que murió en un hospital cercano.

Las otras dos víctimas, dijo Ramírez, fallecieron cuando el vehículo con el que pretendían abandonar la zona se estrelló contra un muro del campus en la localidad de Kendall de la universidad Miami-Dade College, ubicado cerca al lugar de los hechos. Dentro del automóvil se encontró un arma de fuego. 

Otras tres mujeres y tres hombres resultaron heridos por los disparos y se hallan ingresados en hospitales locales. 

“Esta violencia con armas de fuego tiene que parar, es frustrante, cada fin de semana es lo mismo”, manifestó Ramírez durante una rueda de prensa.

El suceso ocurre exactamente una semana después de otro ataque armado ocurrido en el condado Miami-Dade y que dejó tres muertos y al menos 20 heridos.

Aquel tiroteo ocurrió cuando numerosas personas salían de un concierto de música urbana en el salón de banquetes El Mula, en la ciudad de Hialeah, en el noroeste de Miami-Dade, y se dirigían a sus vehículos.

Los asistentes fueron tiroteados por los ocupantes de una camioneta blanca, que días después fue recuperada por la policía de una canal en el que había sido sumergida, pero las autoridades estudian si hubo un segundo vehículo desde el que se habría disparado también. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.