’Comunistas de Rusia’, un partido marxista-leninista, ha pedido el
veto de Chernobyl de HBO en el país, alegando que “demoniza la imagen
del gobierno soviético y su gente”.

Según recoge una información publicada por The Hollywood Reporter, el
partido ha acudido a Roskomnadzor, institución rusa encargada de
regular las emisiones, y planea demandar por difamación tanto al
director como a los guionistas y productores, asegurando que la serie
”convierte una tragedia en un objeto de manipulación ideológica”.

Aunque el partido reconoce que la mayoría de hechos retratados son
verídicos, “la motivación, las acciones de los héroes, las relaciones
de las instituciones y los colectivos, el clima moral de la Unión
Soviética, son una absoluta mentira”.

La minierie de cinco episodios protagonizada por Jared Harris,
Stellan Skarsgard y Emily Watson, ha levantado revuelvo entre los
espectadores rusos, e incluso incitó a un canal de televisión
nacional a hacer su propia versión más “patriótica”. El canal de
televisión ruso NTV ya está promocionando su propia serie de
Chernóbil inspirada en la teoría de que los agentes de la CIA
estadounidenses fueron enviados a la zona para llevar a cabo actos de
sabotaje.



Pero a pesar de todo, incluso entre los medios rusos ha cosechado
buenas críticas, ya que la serie ha alcanzado una calificación de 9’1
en KinoPoisk, una web especializada de cine similar a IMDb.

Incluso el conservador ministro de cultura ruso, Vladimir Medinsky,
elogió la serie, apuntando que la ficción “fue echa con gran
maestría… Con el mayor de los respetos hacia los ciudadanos”.

Quelle: Europa Press