El secretario de Educación de Estados Unidos, Miguel Cardona, dijo el miércoles, un día después de ser confirmado por la cámara alta del Congreso, que su “máxima prioridad” es garantizar que los maestros reciban la vacuna contra el coronavirus rápidamente para que las escuelas puedan reabrir

“Debemos continuar reabriendo las escuelas de Estados Unidos para el aprendizaje en persona, y tenemos que hacerlo de la manera más rápida y segura posible”, dijo Cardonadurante un recorrido de un colegio en Connecticut al que también asistió la primera dama, Jill Biden.  

“El presidente reconoce esto, por lo que ayer tomó medidas audaces para vacunarrápidamente a los maestros y al personal escolar. Como titular del Departamento de Educación, esa es mi máxima prioridad“, añadió.

El mandatario estadounidense, Joe Biden, anunció el martes que los educadores tendrán acceso a las vacunas por medio de un programa de farmacias federal. Explicó que todos los maestros, integrantes de personal escolar y trabajadores de cuidado infantil deberían recibir al menos una de las dos dosis para fines de marzo. 

Biden también pidió a todos los estados del país que prioricen la vacunación de educadores.

“Podemos reabrir escuelas de tomar las medidas correctas, incluso podríamos hacerlo antes de que los empleados reciban la vacuna, pero una y otra vez hemos escuchado de educadores y padres que están ansiosos por eso. Así que, como otra medida para ayudar a acelerar la reapertura segura de nuestras escuelas, tratemos el aprendizaje en persona como el servicio esencial que es”, dijo el presidente el martes.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus iniciales en inglés) emitieron el mes pasado lineamientos para que los estudiantes vuelvan a las aulas. La agencia indicó que deben utilizarse cubrebocas y cumplirse otras medidas como el distanciamiento físico, pero que la vacunación de los maestros no era un prerrequisito reabrir.