WhatsApp cambió su discurso y confirmó que nadie perderá la funcionalidad de su cuenta si aceptó o no su nueva política de privacidad que entró en vigor el pasado 15 de mayo.

“A nadie se le eliminará la cuenta o perderá la funcionalidad de WhatsApp el 15 de mayo a causa de esta actualización“, indicó la aplicación de mensajería (propiedad de Facebook) en una entrada en su centro digital de ayuda para usuarios.

Contrario a su inicial interés por limitar la funcionalidad de la aplicación a quienes ignoraran sus nuevos términos y condiciones, WhatsApp anunció que no enviará recordatorios “persistentes” a los usuarios que rechacen o ignoren sus políticas.

Hasta ahora, WhatsApp había explicado que los usuarios que no aceptaran las nuevas condiciones recibirían recordatorios “persistentes” y progresivamente perderían algunas funcionalidades de la aplicación, como la capacidad de acceder a las listas de chats para conversar.

Además, tenía la intención de impedir que los usuarios recibieran llamadas y notificaciones si al paso de los días se seguía sin actualizar la cuenta.

La actualización de WhatsApp, adquirida por Facebook en 2014, ha generado una gran cantidad de dudas y desinformación, especialmente sobre si los cambios permitirían a Facebook acceder a datos personales, de contactos o sobre las conversaciones que se mantienen en la aplicación.

Debido a la polémica, la aplicación retrasó, a principios de año, la fecha límite de actualización, que pasó de febrero a mayo.

WhatsApp confirmó que, después de mantener pláticas con gobiernos y expertos en privacidad, llegó a la conclusión de no restringir las funciones de su plataforma de mensajería de aquellos usuarios que no aceptaron su nueva política de privacidad.

Con información de EFE