Joe Biden, presidente de los Estados Unidos, sostuvo este martes que los dreamers -los jóvenes sin documentos que en su momento fueron traídos como migrantes al país cuando eran menores de edad- “son americanos” y que ellos han colaborado en los diferentes sectores de la sociedad americana.

Mediante un comunicado, recordó que desde el 2012, en la administración de Barack Obama, surgió la política del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), en favor de los dreamers y que posteriormente este programa la siguió el propio Biden desde que asumió la presidencia de los Estados Unidos en enero pasado.

“Desde esa fecha (2012), DACA permitió que más de 800 mil jóvenes migrantes vinieran a los Estados Unidos temporalmente y se mantuvieran en el país legalmente, obteniendo su educación y al final de día convirtiéndose en ciudadanos”, sostuvo Biden en otra parte de su comunicado sobre los dreamers.

En 2018, el entonces presidente Donald Trump canceló DACA, lo cual causó demandas legales que han llegado al Tribunal Supremo de Justicia.

En febrero pasado, el senador demócrata de IllinoisDick Durbin, y el republicano de Carolina del SurLindsey Graham, presentaron un proyecto de ley que abriría la senda a la ciudadanía estadounidense para casi 2 millones de migrantes sin documentos beneficiarios o elegibles para el programa DACA.

Los dos senadores presentaron en 2018 y nuevamente en 2019 su Dream Law (Ley del Sueño) con el propósito de amparar a los dreamers que fueron traídos al país cuando eran menores, y cuya deportación quedó en suspenso desde que el entonces presidente Barack Obama decretó, en 2012, una postergación de la expulsión.

Greisa Martínez Rosas, directora ejecutiva de la organización United We Dream, indicó en un comunicado también en marzo pasado que la reintroducción de la Ley de los Dreamers en el Senado “es una prueba directa del poder innegable de los jóvenes migrantes y nuestros aliados”.