La salud oral durante la etapa infantil desempeña un papel crucial en el bienestar general y la salud integral.

En el marco del Mes Nacional de la Salud Dental Infantil, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS) destaca la crucial importancia de la higiene dental en niños para su bienestar general.

Actualmente, en Carolina del Norte, casi uno de cada cinco niños de jardín de infantes padece caries dentales no tratadas, con posibles repercusiones a largo plazo en su salud y el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas.

El departamento de salud insta a los padres y cuidadores a tomar medidas concretas para mejorar la salud oral de sus hijos, siguiendo estos consejos:

  1. Programar chequeos dentales regulares para los niños, iniciando a la edad de un año.
  2. Cepillar los dientes de los niños dos veces al día con la cantidad adecuada de pasta dental con flúor, complementado con el uso de hilo dental, y fomentar una dieta equilibrada con menos bocadillos y bebidas azucaradas.
  3. Consultar al equipo de atención médica sobre el uso de barniz de flúor y selladores dentales para prevenir las caries.

En un comunicado de prensa, el NCDHHS informó que la tasa de caries dentales no tratadas entre los niños de jardín de infantes ha alcanzado su punto más alto en cinco años, señalando una preocupante tendencia en la salud bucal.

Aunque las caries dentales son prevenibles mediante cuidados regulares y hábitos saludables, el acceso a la atención dental sigue siendo una barrera significativa, especialmente para personas y familias de bajos ingresos.

La Dra. Susan Kansagra, Subsecretaria de Salud Pública de NCDHHS, enfatiza: «Es nuestra responsabilidad abordar estas disparidades y asegurar que todos los niños tengan acceso a una atención dental de calidad, independientemente de sus antecedentes».